CONSULTORÍA EN FINANZAS CORPORATIVAS

Las FINANZAS corporativas ya no son una especialización financiera exclusiva de las grandes corporaciones. Son herramientas que nos permiten no sólo conocer nuestra situación actual, sino que nos permite definir y preparar la compañía para los nuevos retos.

Toda DECISIÓN, acción o inversión, en la empresa, genera un flujo de caja que debemos valorar. Hasta no disponer de esos datos no debemos ejecutar la decisión. Si no es rentable no debemos acometerla.

Si no es rentable NO debemos acometerla.

Si decidimos acometer la inversión, debemos tener en cuenta los siguientes principios:

  • Los préstamos que comprometemos y todo el dinero que se obtiene para financiarnos se ha de devolver y pagar.
  • Al iniciar una acción y comprometer fondos una empresa nunca debe endeudarse más allá del límite razonable, siempre debemos tener una holgura financiera.
  • Las necesidades financieras deben preverse con tiempo, y solicitarse a los bancos con suficiente antelación.
  • Es imprescindible llevar un seguimiento de la situación de tesorería.
  • En una empresa siempre hay que tener firmadas y sin disponer totalmente una o varias pólizas de crédito.
  • El EBITDA previsto, debe cubrir ampliamente los intereses a pagar.
  • El Activo fijo debe estar financiado con Patrimonio Neto y con préstamos a largo plazo.
  • El Fondo de Maniobra salvo excepciones debe ser positivo.
  • En la relación con los bancos, siempre hay que ir con la verdad expresada con habilidad e inteligencia.
  • Hay que trabajar con las entidades que nos quieran y no con las que nos pongan trabas.
  • Hay que calcular siempre el coste real de todas las operaciones.
  • Hay que mantener siempre una imagen buena de seriedad y rigor.

Nunca sabrás de verdad el riesgo que corres hasta que lo sufres.

El gran acierto, la competencia por excelencia de un buen empresario, Director General o Financiero, radica en entender y practicar estos principios con sabiduría, prudencia, y acierto.

Desde DCN ayudamos en valorar aquellas decisiones importantes, estimando lo más realista y conservadoramente las necesidades de dinero que conlleva y la rentabilidad que produce, ayudamos a calcular la TIR (tasa interna de rentabilidad) de la acción, a buscar y asegurar la financiación necesaria para llevar adelante lo previsto.

También trabajamos con la dirección en la organización de los recursos humanos y técnicos que permitan el máximo control de la empresa sobre sus finanzas, así como en planes de reestructuración empresarial tales como fusiones, escisiones, adquisiciones, etc.

¿Quieres descargar el documento con la información?

¿Tienes alguna consulta?

Escríbenos y te contestaremos lo antes posible





He leído y acepto la Política de privacidad.

Consiento de manera previa y expresa que COMPLIANCE CORPORATE me envíe comunicaciones comerciales sobre sus servicios.